jueves, 1 de mayo de 2014

Mancillando el honor al anciano samurai: BMW 507 Tokyo Plamo

Bonito título le he puesto a la entrada de hoy... ha sido mi versión fina del "desvirgando al viejo japonés" que en un principio quería poner.Y es que por fin llegó el día en que el BMW 507 de Tokyo Plamo cayó en mis hiperactivas manos. Mi coche favorito de toda la gama Tokyo Plamo y que se ha hecho esperar varios años hasta que por fin me he podido dar el capricho.

No es un coche difícil de conseguir... cada año aparecen 8 o 9 unidades en estado impoluto en ebay, muchas de manos del mismo vendedor japonés (santav6). No obstante si algún vendedor europeo lo pone a la venta es preferible decantarse por él ya que así nos ahorramos las más que posibles tasas de aduana que tan de moda están últimamente. Es curioso que si buscamos imágenes en google del BMW 507 de Tokyo Plamo casi todo lo que aparezca sea del coche todavía en blister en perfecto estado.


Yo no tuve ninguna duda: cuando me llegara el coche lo montaría... disfruto montando kits y este estaba seguro que me haria disfrutar como pocos. Montar un kit que llevaba desde ¿1965? esperando su turno no tiene precio!
Así que le eché las últimas fotos al blister impoluto y manos a la obra!!

Solo armado con un afilado cutter y Micro Kristal Clear me lancé contra el Anciano Samurai!!!

Jeje... carrocería liberada!!

Vamos!! Que no hay compasión ni arrepentimiento!! Tooodo fuera!!

Y ahora lo primero, montar el chasis. Estos kits de Tokyo Plamo es habitual no verlos con motor y es que algunos de los kits que iban destinados al mercado japonés no lo llevaban. El motor que le correspondería es el Mabuchi 16D... así que después de buscar por casa el "más mejor" monto el chasis tal y como indican las instrucciones.


Ahora toca quitar rebabas del coche... la verdad es que el coche no tiene un acabado muy fino que digamos. Las rebabas sobresalen por todos lados y los cristales cuesta que encajen bien ya que les falta material por los cuatro costados.



Y llegados aquí primera sorpresa! Coño, si el piloto no cabe en el habitáculo! Lógico le han metido un piloto completo a 1/24 como en el resto de sus coches a 1/32. Me fijo en las instrucciones y la solución es que solamente tengo que usar la cabeza desechando los brazos. Vamos que el BMW 507 lo conducirá un Bobblehead.


Llegados a este punto sólo queda acabarlo de montar!








Y premio para los que hayan llegado hasta el final... chica y canción todo en uno: Jess Greenberg con Highway to Hell. Abrumador!!

1 comentario:

  1. Joder Toni, estas que te sales ultimamente.

    Algunos gurus del slot se echarian las manos a la cabeza al verte desvigar un kit que lleva desde los años 60 metidito en si blister: Pero a ti no te a temblado la mano, y yo como seguidor de tus cochecitos te lo agradezco.

    A ver si un día me dejar ver en vivo y en directo tu vitrina. Ya le limpiaré las babas cuando acabemos!! jejeje

    Un abrazo y a disfrutar de ese pequeñin!!

    ResponderEliminar