sábado, 31 de agosto de 2013

Agajanian's Willard Battery Special de Don Parnelli Jones

Mis vacaciones: A punto de acabar. Mi depresión postvacacional: Empezando. Mi cuenta corriente: Acabada. Este sería el estado en el que me encuentro a día de hoy. Un mes de agosto genial que como todo lo bueno ha sabido a poco. Lo bueno que en estas semanas de vacaciones y rascahuevismo he terminado 3 cochecitos que iré enseñando, dos de ellos los tenía pendientes desde hace meses.
Al tajo! Animaremos la entrada con una canción para los menos oscuros, en estos momentos el cuerpo me pide canciones divertidas y espitosas y no una balada gótica depresiva como es habitual. THE WOLFGANGS con 'Cannibal Family'.
El coche de hoy... uno de los que más tiempo he tenido en la recámara. Un kit de montaje estático de la marca AMT del Agajanian's Willard Battery que condujo Parnelli Jones en 1963 y con el que logró ganar las 500 millas de Indianapolis. 
La calidad de estos kits de AMT es indiscutible, todo encaja a la perfección, el escalado es exacto y son varios los modelos únicos no comercializados en slot que podremos conseguir. El único pero es que este kit no contiene las calcas del ganador, pero no hay problema si buscamos un poco por la red: Indycals.net es nuesta solución (enlace).
El Agajanian conducido por Parnelli Jones fue el primer coche que logró clasificarse en una pole position a una velocidad superior a 150mph (unos 240 km/h). Su victoria no estuvo libre de polémica y es que durante varias vueltas el coche iba perdiendo aceite lo que provocó que sus perseguidores sufrieran salidas de pista y derrapajes. Jim Clark que con su Lotus 29 quedó en segunda posición llegó a cuestionar la parcialidad de los jueces de carrera que no enseñaron la bandera negra a Parnelli Jones, insinuando que si el incidente lo hubiera protagonizado un piloto no estadounidense la bandera negra no hubiera tardado en ondear.

Si alguien quiere ponerse palote viendo lo que eran las carreras de la época que no dude en ver este vídeo:
Para la slotización del coche he usado un chasis de MRRC de latón, un chasis estrecho ideal para monoplazas. Este tipo de chasis cabe perfectamente dentro del propio kit con lo que nos ahorraremos tener que recortar la base. El único trabajo que tendremos será hacer tres agujeros en la parte delantera del morro, dos pequeños para poder pasar los cables del motor y uno mayor para que pase el soporte de la guía que además sirve para sujetar el chasis. Un poco de loctite ayudará a fijar todo el conjunto. Las llantas así como el piloto provienen de un Chevrolet Corvette de los actuales de Revell/Monogram, todo pintado acorde al real.
Normalmente la adaptación del chasis es la parte más complicada de una slotización, en este coche no, lo jodido es pintarlo y ponerle las calcas. Una vez pintado todo el modelo de blanco le di la pasada de azul con un trabajo de enmascarado de chino. Las líneas rojas son del juego de calcas. Costó bastante que cuadrara, pero al final el resultado ha sido bueno.
Y mañana a disfrutar del domingo en Masadas sin dejar de pensar en el fatídico lunes que me espera. Caguenlaostia... con lo bien que estaba en la playa!


1 comentario:

  1. Hola Toni

    menudo cochazo , es una pasada de bonito y lo has dejado cojonudo y la solución de chasis y motor es muy acertada , me molaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar