martes, 8 de diciembre de 2009

Triplete de Cobras

Después de repasar ayer unas cuantas fotos de Cobras y otras serpientes vamos hoy con los cochecitos de slot. Por casa solo rondan tres Cobras, pero qué tres!

Los abueletes primero... el Shelby Cobra 289 de Revell es una auténtica belleza, muestra del buen hacer del slot americano de los 60 (1963). Además el coche venía con la posibilidad de ponerle la capota o dejarlo sin ella. Completito completito. La caja no pertenece al modelo de slot, pero es un regalo de un buen amiguete (JL, llámame, que yo no te pillo nunca).







El de MRRC es supuestamente la versión gorda del Cobra, el 427. A pesar de haber tenido también el de Ninco decidí quedarme solamente con el de MRRC por la cantidad de detalles que este atesora. Dinámicamente ni idea aunque el hecho que el coche lleve el motor en posición delantera no creo que ayude mucho. Bonito bonito!



Y para acabar una pequeña obra maestra, otro Cobra 427, este partiendo de la base de un Ninco al que se le ha fabricado una capota con un trabajo perfecto y finísimo. El coche no muestra ni el más mínimo síntoma que haya sido modificado y es que el trabajo, como digo, ha sido de pura orfebrería. Un piezón del que no soy el autor (más quisiera), únicamente me limité a traérmelo de USA vía ebay.









Y aquí los vemos a todos reunidos en una cena de empresa!














2 comentarios:

  1. Wenas!!!! Como me gustan estos cochecitos!!!
    Adeu y gasss

    ResponderEliminar
  2. madre mía estoy palote!!!!
    me pido el reveeeeelllssss

    ResponderEliminar